Bots, bots, bots

Toni Granell – Quonext CRM & Cloud Manager

 

Me los quitan de las manos!! Encargue el suyo, no sea obsoleto y haga como los famosos y los políticos, tenga usted su ejército de seguidores incondicionales…

Azure IoT, Cognitive Services, nuevos conceptos subyacentes de las nuevas tecnologías. Nuevos retos, nuevas oportunidades, nuevos desafíos…

¿Qué es un bot? Para hacerlo fácil, el nombre corresponde a la abreviatura de robot, y en realidad no es más que un software capaz de analizar el contexto en función de su programación, de forma que el resultado es una solución basada en inteligencia artificial que permite a ese software interactuar en base al conocimiento que va adquiriendo.

Pero lo que ha hecho famosos a los bots son su uso por parte de políticos y de personajes famosos, que “contratan” servicios basados en bots para tener más seguidores en las redes sociales. Pero… ojo!!! Que los bots los carga el diablo. Cito un párrafo recientemente publicado en “La Vanguardia”:

“Todo empezó como un experimento amable y agradable de Microsoft. El pasado miércoles presentó al mundo a Tay, la inteligencia artificial que prometía entablar conversaciones con sus seguidores en las redes sociales. Todo iba bien hasta que el programa publicó frases como “Hitler tenía razón, odio a los judíos”, “odio a las feministas, deberían morir y ser quemadas en el infierno” y toda clase de insultos racistas.”

¿Sorprendente? Imaginaos que dejáis a un niño navegando libremente por twitter y siguiendo aleatoriamente a un montón de gente, y que ese niño es capaz de procesar millones de tweets en poco tiempo. ¿Qué esperáis que aprenda el niño? La respuesta está en Tay, el experimento citado…

En las jornadas del Summit EMEA 2017 de Amsterdam se ha tratado en profundidad el tema de los bots, aplicados de forma controlada a departamentos como el Customer Service, pero siempre con un patrón de aprendizaje basado en los artículos que se van almacenando, por ejemplo, en las Bases de datos de Conocimiento, de forma que un bot puede interactuar de forma automática con un interlocutor humano (…incluso con otro bot) y habilitar de esta forma un primer nivel de servicio de forma desatendida, permitiendo en función del tipo de problema incluso una solución automatizada, o bien escalar la incidencia a un segundo nivel con todo el contexto derivado de ese primer nivel automático. Un tema interesante que sin duda en breve será habitual en muchos segmentos del mercado.

En segundo lugar tenemos todo lo que aportan los Cognitive Services de Azure, con capacidades de reconocimiento de imágenes (nada nuevo bajo el sol) y, atentos!!, análisis de la expresión, con capacidades para detectar estados de ánimo en función de imágenes. Y, por supuesto, reconocimiento de voz muy depurado, lo suficiente para que ya sea posible autenticarse por voz, algo impensable hasta ahora…

Y, como de costumbre, prometo ampliar la información en siguientes artículos, cuando disponga del material que se está utilizando en el Summit EMEA 2017.

…y lo más cercano que he encontrado a bots, bots, bots desde el punto de vista musical es lo que a continuación os invito a escuchar. Repito, a escuchar. Por que lo importante es la música. En estéreo. Por la derecha y por la izquierda. Salud!!

 

 

IoT? CfT… por el intenné

Toni Granell – Quonext CRM & Cloud Manager

Esta mañana, en la zona expo del Summit EMEA que se está celebrando en Amsterdam, he tenido la oportunidad de estar hablando con Marco Amoedo, actual Director MBS de HCL, una pequeña compañía que gestiona, entre otros, la marca y gama de productos Power Objects. Creo que son unos 120.000 empleados, la típica pyme española del sector TIC…

Marco fue el primer MVP de CRM español, aunque ejercía fuera de España, en distintos proyectos. El segundo MVP fue Daniel Sabater, con quien estuve trabajando desde finales del año 2004, con CRM 1.2.

Marco me explicaba los avances que están llevando a cabo con Azure IOT, de hecho en el stand de Power Objects muestran una serie de sensores que conectan con Azure para transmitir datos, como se observa en la siguiente fotografía, con Marco en primer término:

Ya sabéis que hay en mis venas gotas de sangre jacobina, y que mi lado tecki me lleva, irremediablemente, a sentir pasión por la cacharrería electrónica…

En la conversación con Marco le explicaba que en el año 2006, con Daniel Sabater, conectamos con CRM un instrumento diseñado por la empresa catalana Techideas, que formaba parte de los Renault de F1 con el que Fernando Alonso ganó sus dos mundiales. Este instrumento transmitía los datos de telemetría en tiempo real mediante tecnología….. GPRS!! Y lo conectemos con CRM 3.0, que es lo que había…

La experiencia fue tan enriquecedora como ruinosa, ya que ningún cliente tuvo interés en adoptar nuestra solución. Eran tiempos en los que aún no se hablaba de IOT, si no recuerdo mal la primera vez que escuché el término fue al año siguiente en el Internet Global Congress de Barcelona.

El caso es que en el contexto actual, la facibilidad de conectar cualquier cosa mediante mil y un gadgets con mayor o menor capacidad de cómputo es realmente asombrosa. Azure IOT abre una puerta que rompe con las dificultades que teníamos en el año 2006, donde disponer de un IIs fiable conectado a Internet era toda una aventura!!

Azure habilita la viabilidad de forma natural de recibir datos, datos y más datos.

Pero como le comentaba a mi compañero de Quonext  Miguel Llorca, MVP de NAV (doctor Llorca para los amigos)

Los datos descontextualizados no son más que datos… Es necesario que los datos se contextualicen para que generen información, y la información aporta conocimiento.

Se habla de IoT, pero yo prefiero hablar de CfT (CRM for Things). CRM, la estrella de la familia Dynamics 365. Es el amigo invisible que permite automatizar la contextualización de forma desatendida. De esta forma, utilizando las características nativas y sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de programación, es posible aplicar un cambio en el planteamiento de la forma de trabajar que aporta mayor eficiencia y productividad. No son las personas las que tienen que buscar la información en los sistemas, es la información la que debe contactar con los usuarios cuando, por cualquier tipo de cambio de estado en la misma, sea necesaria su intervención.

Es decir, el usuario debe estar “subscrito” a la información mediante acciones desencadenadas por los sistemas, y debe interactuar con medios mucho más eficientes que el correo electrónico, el mayor incordio asíncrono y el que más penaliza la productividad por el mal uso que de él se suele hacer…

También seguiré en próximos artículos profundizando en el tema y contando batallitas…

…y todo gracias a la intenné…

Transformación Digital: Amb el dit, dit, dit…

Toni Granell – Quonext CRM & Cloud Manager

Amigas y amigos, el fenómeno de la Transformación Digital ya es un hecho incuestionable. Tal vez penséis que esta afirmación es fruto del seguimiento que hacemos de los TAGS en Social Engagement, de monitorizar post en Linkedin, Twitter o Facebook, o del seguimiento de publicaciones en medios…

Nada más lejos de la realidad. Hace unos días, cenando en casa con mi madre, me preguntó: “Nen, esto de la transformación digital es lo de los móviles sin teclado, que todo se hace con el dedo?”. Mi madre es una de los 80 (…no, de la década no, me refiero a las de los ochentaypico años, de la cosecha republicana), y tanto oír en los medios el concepto interpretó las cosas como el Joan Petit. Natural, no? En la foto, en primer término mi madre en un evento que hicieron en Caldes de Montbui sobre el arte digital en el Punto de Cruz…

La transformación digital, como concepto, está siendo menospreciada por aburrimiento. Muchos hablamos sobre este hecho pero sólo unos pocos aterrizamos en la realidad cotidiana una definición que, mal desarrollada, se corresponde más con una descripción tipo “por el camino del ya voy se va a casa del nunca”.

Tangibilizar conceptos y convertirlos en soluciones que aporten valor requiere un análisis más tecnológico que funcional. Siguiendo con esa definición que en anteriores post he hecho en relación a que CRM es una forma de hacer las cosas, me atrevo a decir que la Transformación Digital es aplicar un uso óptimo de la tecnología a la hora de hacer las cosas. Es decir, un cambio de modelo natural propiciado por los avances tecnológicos, en evolución tan continua que cuando publique este post parte de la tecnología que habrá permitido su visibilidad habrá cambiado…

De ahí la necesidad de aterrizar la tecnología (…y qué mejor plataforma que Crmlanding para proponerlo!!!) de forma que el despliegue de las soluciones impulse, facilite y simplifique la adopción de los nuevos hábitos en las personas, aportando mayor eficiencia y mejorando la calidad de vida, sin que ello implique la creación de falsas zonas de confort.

Creo que llevo impulsando la Transformación Digital desde que con 15 años andaba trasteando con mi vieja Texas Instruments TI 57, envidiando a los poseedores de la TI 59, con lector de tarjetas magnéticas y babeando en los escaparates viendo las HP 41, con la notación polaca inversa versus el AOS de Texas Instruments. En realidad, he ido evolucionando a medida que la tecnología me ha permitido avanzar.

Pero el escenario actual es distinto. La avalancha de tecnología, la innovación en todos los ámbitos, genera desconcierto tanto para los profesionales del mundo TIC como para los usuarios de soluciones y herramientas informáticas. Para evitar este desconcierto es necesario diseñar varias pistas de aterrizaje y controlar cada una de ellas, de forma que cada espacio sea un  repositorio de conceptos tecnológicos convenientemente clasificados, testeados, desarrollando pruebas de concepto para cada uno de ellos y buscando cómo utilizarlos en las soluciones que se ofrece a los distintos sectores, tangibilizando de esta forma cada oleada tecnológica sin cambios traumáticos en el ciclo de vida de las soluciones.

Seguiré hablando en próximos post sobre el tema, y de momento os dejo con el Joan Petit, el gran promotor de la Transformación Digital!!