Bots, bots, bots

Toni Granell – Quonext CRM & Cloud Manager

 

Me los quitan de las manos!! Encargue el suyo, no sea obsoleto y haga como los famosos y los políticos, tenga usted su ejército de seguidores incondicionales…

Azure IoT, Cognitive Services, nuevos conceptos subyacentes de las nuevas tecnologías. Nuevos retos, nuevas oportunidades, nuevos desafíos…

¿Qué es un bot? Para hacerlo fácil, el nombre corresponde a la abreviatura de robot, y en realidad no es más que un software capaz de analizar el contexto en función de su programación, de forma que el resultado es una solución basada en inteligencia artificial que permite a ese software interactuar en base al conocimiento que va adquiriendo.

Pero lo que ha hecho famosos a los bots son su uso por parte de políticos y de personajes famosos, que “contratan” servicios basados en bots para tener más seguidores en las redes sociales. Pero… ojo!!! Que los bots los carga el diablo. Cito un párrafo recientemente publicado en “La Vanguardia”:

“Todo empezó como un experimento amable y agradable de Microsoft. El pasado miércoles presentó al mundo a Tay, la inteligencia artificial que prometía entablar conversaciones con sus seguidores en las redes sociales. Todo iba bien hasta que el programa publicó frases como “Hitler tenía razón, odio a los judíos”, “odio a las feministas, deberían morir y ser quemadas en el infierno” y toda clase de insultos racistas.”

¿Sorprendente? Imaginaos que dejáis a un niño navegando libremente por twitter y siguiendo aleatoriamente a un montón de gente, y que ese niño es capaz de procesar millones de tweets en poco tiempo. ¿Qué esperáis que aprenda el niño? La respuesta está en Tay, el experimento citado…

En las jornadas del Summit EMEA 2017 de Amsterdam se ha tratado en profundidad el tema de los bots, aplicados de forma controlada a departamentos como el Customer Service, pero siempre con un patrón de aprendizaje basado en los artículos que se van almacenando, por ejemplo, en las Bases de datos de Conocimiento, de forma que un bot puede interactuar de forma automática con un interlocutor humano (…incluso con otro bot) y habilitar de esta forma un primer nivel de servicio de forma desatendida, permitiendo en función del tipo de problema incluso una solución automatizada, o bien escalar la incidencia a un segundo nivel con todo el contexto derivado de ese primer nivel automático. Un tema interesante que sin duda en breve será habitual en muchos segmentos del mercado.

En segundo lugar tenemos todo lo que aportan los Cognitive Services de Azure, con capacidades de reconocimiento de imágenes (nada nuevo bajo el sol) y, atentos!!, análisis de la expresión, con capacidades para detectar estados de ánimo en función de imágenes. Y, por supuesto, reconocimiento de voz muy depurado, lo suficiente para que ya sea posible autenticarse por voz, algo impensable hasta ahora…

Y, como de costumbre, prometo ampliar la información en siguientes artículos, cuando disponga del material que se está utilizando en el Summit EMEA 2017.

…y lo más cercano que he encontrado a bots, bots, bots desde el punto de vista musical es lo que a continuación os invito a escuchar. Repito, a escuchar. Por que lo importante es la música. En estéreo. Por la derecha y por la izquierda. Salud!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *